0

En el corazón del Piropo Blanco de Extremadura, junto a la Plaza de España o, como se conoce popularmente, el Paseo de las Barandas, se abre hueco el restaurante del cocinero Manuel Gil y su equipo. Un rincón que toma prestado el nombre de la plaza y que se deja invadir y contagiar de las texturas del entorno para convertirse en una cálida y acogedora prolongación de la amable vida que desprende el Paseo.

Bar de tapas y terraza para una comida informal entre amigos, la escapada de después de trabajar, o la caña del mediodía. Selección de ginebras para ese cóctel que culmine en el Restaurante.

El salón comedor, más recogido y con unas vistas privilegiadas de la Parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles, proporciona el mejor ambiente para cenar en pareja, comer en familia o celebrar con los tuyos esa noticia que tanto habías esperado. Manuel Gil ofrece una carta de los platos con los que hace apología de la gastronomía más autóctona por toda la Península, ideal para ser la melodía que haga de vuestro paso por nuestra casa algo memorable.

Un trato cercano, una cocina de autor, una selectiva y amplia bodega hacen del Restaurante Las Barandas un lugar único en la zona, una propuesta diferente para el día a día o esa noche especial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*